Y a las diez quince…

El temor de encontrar a su madre convertida en zombie, recordó sus mil y un planes de escape para este tipo de contingencias.

Chick (murmurando para si, intentando treparse a un closet): Pero nah… Siempre me tildaban de loca cuando les decía que esto pasaría… ¡Demasiado Resident mis ovarios!

Mientras tanto Ixion, que para variar no estaba en el messenger cuando Chick pidió auxilio, se encontraba tranquilamente, aplicándose sus cremas y meditando cuando la voz de su interior le hizo saber que algo estaba mal; sin dudarlo tomó las llaves de su auto y se dirigió a casa de Ritvon, que por lo general es el punto de reunión Xbebopera. No tardó mucho en comprender la magnitud del problema…

¡Bang! Un fuerte disparo resonó en casa de Chick, seguido del inequívoco estruendo de cristales rotos.

Cix: ¡PWNED Modafucka!

Ritvon parpadeando incrédulo: No mames caon, ¿De dónde carajos sacaste esa escopeta? ¿Y por qué mierdas le disparaste al ventanal?

Cix se encoje de hombros y contesta alegremente: Me lo prestó el Cury, además siempre había querido reventarme a esa ventana.

Ritvon: Tienes problemas. – Mientras tomaba vuelo para meterse por la ventana rota.

Ixai: Cuidado con los vidrios wey, te vas a cortar.

Cix: A shinga… ¿Cuándo llegaste?

Ixai: No mames wey, venía con ustedes.

Ritvon: ¿Se pueden callar ustedes dos? Estoy intentando meterme con un triple mortal, medio giro a la derecha, patada voladora, caer en una sola mano y ustedes parecen viejas alegando.

Cix e Ixai levantaron una cejita esperando el típico desenlace. Ritvon pega el brinco y ¡¡¡Kapaw!!!

Ritvon (desde adentro de la casa): No mames ¿A quién carajos se le ocurre poner una maceta en las escaleras?

Cix levanta a Ixai de la cintura y cuidadosamente lo mete en la casa, acto seguido entra él pegando un fuerte brinco. Dentro Ritvon se había atado un trozo de su manga a la cabeza para detener el flujo de sangre de su partida ceja.

Ritvon: Busquemos a Chick, por lo general está en la cocina. Ahí puso su CajaX Elite en lo que compraba el router.

Entraron a la cocina solo para encontrar una gran mancha de sangre y babas, que fue el lugar donde cayó Paloma después del madrazo con el sartén que le dio Chick. Cix y Ritvon empuñaron sus respectivas armas (katana – Ritvon, escopeta – Cix) mientras Ixai se acercaba a inspeccionar la laptop aún prendida y en el messenger de Chick.

Ixai: Jijiji, dejó el messenger abierto.

Exclamó mientras cambiaba el nick de Chick a "Chick: Soy lesbiana" Y abría y cerraba sesión para que todos sus contactos se dieran cuenta.

Ritvon: Caon, no mames, agárrate un cuchillo o algo. ¿No estás viendo la fucking sangre en el piso?

Cix inspeccionaba el lugar buscando indicios de vida cuando de pronto un fuerte estornudo sonó de un closet.

Ixai: A cabrón… ¿Los zombies estornudan? Dijo mientras empuñaba un cuchillo que había encontrado tirado y que obviamente era el que Chick tiró cuando la atacó su zombie hermana.

Ritvon: No creo wey, eso sonó como pinche Chick con ataque de alergia. Venga, yo abro el closet y ustedes se preparan en caso de que no sea Chick.

Se posicionaron, Ritvon cuidadosamente junto a la puerta deslizable, Cix apuntando con la escopeta e Ixai se seguía riendo por haberle cambiado el nick a Chick.

Ritvon: ¿Listos? A la de tres, una… dos… ¡PUM!

Se abrió de golpe la puerta de arriba del closet. ¡BANG! (Disparo de Cix)

Ixai (pegando brinco de niñita): ¡Wooow! – Enterrándose sólo el cuchillo mantequillero, muriendo instantáneamente.

Cix: ¡No mames, que pendejo!

Chick: No mamen como son payasos, ahí si me encuentran rápido. Ayúdenme a bajar que acá  arriba está lleno de polvo.

Ritvon: Pinche Chick ¿No puedes decir que aquí estás? ¿Tienes que armar tu desmadre y asustar de muerte a Ixai?

Chick: Seh, seh. Lo que digas… ¿Dónde está mi marido? ¡No mames que te volviste a abrir la cabeza! (Mirando a Ritvon)

Ritvon: ¿A quién carajos se le ocurre poner macetas en la escalera? Y de tu marido no sé, deja le marco.

(Del otro lado de línea) Ixion: Wey ¿Dónde están? Pinche influenza, las calles están atestadas de gente enferma. Estoy afuera de tu casa en mi carro.

Ritvon: Venimos por Chick, dile a Chechel que te abra y cierra bien, ya vamos para allá.

Ixion: Cáiganle pues, pero apúrense.

Empuñando su sartén, katana, el cuchillo mantequillero del difunto Ixai y la escopeta los tres amigos corrieron al auto de Cix.


2 Responses to “Y a las diez quince…”

Leave a Reply